My room

I don’t know where you are, but my room is on the East of Europe in a country called Romania.

 

mi hbaitacion

Once you ventured already in the indomitable, dirty and libertine region, which after radical changes of temperature was frosty in its own hardness, and now hugs the floor with hope pieces, you have to make it smaller.

You have to go to a border city with airs and graces, with destroyed pavements and bison coats, with looks asking blessings. Always the flight of pigeons reminds you that you age too. The space is not very big for doubts, but big enough for life and work under calm but burning cold.

Once you put your person there you have to walk, you have to see dirty kids, suspicious ladies, dogs, alleys, ice, tram, waste ground, crazy cars, broken statues…Breath first this air of contrast, destruction and regeneration, wish and strength. Get ready.

Go up the eternal and ornamented stairs, replete of smell and vegetation, cables and old age. You’re almost there. Open the door often is unlocked. Put out your shoes, go where the music is. Don’t knock. Find the place between the sheets. Look over the window, the cables, the rooftops, the antennas and Lord Tree dancing the waltz. Don’t judge my walls; I’m still playing with my humble story in this part of the universe. But I realize this story lacks the meeting, the impact.  Although now that you are here, we will fix it, starting with the dialogue…

——————————————————————————————————————–

No sé dónde estarás tú, pero ella está al Este de Europa, en un país llamado Rumanía.Adentrado ya en la indomable,sucia,agonizante y libertina región que tras cambios radicales de temperatura se ha escarchado  en su dureza y abraza el suelo con trizas de auténtica esperanza,tienes que empequeñecerte más.

 

Tienes que irte a una ciudad fronteriza, con desdenes de grandeza, con aceras destruidas y abrigos de bisón, con miradas de suplicio pidiendo bendición.Siempre el vuelo de las palomas te recuerda que tú también envejeces.Un espacio no muy grande para las dudas pero sí suficiente para la vida y el trabajo bajo el frío tranquilo pero abrasador.

 

Una vez deposites tu persona allí, tienes que caminar… tienes que ver niños sucios, señoras incrédulas, jóvenes ornamentados en superstición, perros, callejones, hielo,el tranvía, descampados, coches locos, estatuas rotas… Respira primero ese aire de contraste, destrucción y regeneración, ilusión y mucha fuerza.Preparate

 

Sube las eternas y exuberantes escaleras, repletas de olores y vegetación, cables y vejez.Ya no queda nada.Abre la puerta, puede que esté una vez más sin candar.Quítate los zapatos, ve dónde la música.No llames.Encuentra un sitio entre los rebujos sabaneros.Mira por la ventana, el cable, las azoteas, las antenas y el señor árbol bailando un vals, .No juzgues mis paredes, todavía estoy jugando con esta  humilde historia en este punto del universo.Pero me he dado cuenta de que me falta el encuentro y el choque.Aunque ahora que ya estás aquí, seguro que lo arreglamos fácil, empecemos con el diálogo…

 

One thought on “My room

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *